El anime será prohibido: La ONU está detrás de todo

El anime, tal y como lo conocemos, está en el punto de mira de la Organización de las Naciones Unidas. Bajo advertencias que delimitan los derechos infantiles, la ONU busca dar una vuelta de tuercas a géneros otakus con contenidos sexuales relativamente elevados.

El anime en el ojo del huracán

Que la Organización de las Naciones Unidas quiera dar de baja al anime, no es una novedad. De hecho, desde el 2016 ha estado en boca de todos una resolución que así lo confirma. Y es que amparado por el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los derechos de los Niños, el ente internacional asegura querer eliminar cualquier rastro de explotación infantil y su difusión.

Para ello, el organismo tuvo desde el primer día un blanco claro: las lolis. Estos personajes de apariencia juvenil representan, según la ONU, una incitación al contenido sexual implícito y un trato indigno hacia los niños.

“El Comité insta a los Estados miembros a prohibir, por ley, el material de abuso sexual infantil en cualquier formato”, explicaba parte de la resolución en aquel momento, cuando la medida estaba siendo concebida e impulsada para su pronta aplicación.

“El Comité toma nota de que dicho material circula cada vez más en internet y recomienda encarecidamente a los Estados miembros que se aseguren de que las disposiciones pertinentes de sus Códigos penales abarquen todos los formatos de material, incluso cuando los actos enumerados en el artículo 3.1 se cometen en internet e incluyen cuándo muestran representaciones realistas de niños no existentes”, continuaba el dictamen.

¿Ha tenido efecto?

El anime será prohibido: La ONU está detrás de todo
El anime será prohibido: La ONU está detrás de todo

Pero por muy brusca y clara que suene la resolución, la industria otaku ha continuado maquinando a todo dar. Incluso, críticas como la de Kumiko Yamada, una voz autorizada en el tema, así lo da a entender. Para la representante del Instituto Femenino Contemporáneo de Cultura Multimedia de Japón, la aplicación del pronunciamiento no solo no tendría la respuesta esperada, sino que además se encontraría con resultados contraproducentes y nocivos para la imagen de la mujer.

Y eso no es todo. A juzgar por las exitosas series que han salido desde entonces, la resolución de la ONU tampoco ha variado mucho sobre el papel. De hecho, hemos visto cómo nuevas secuelas así lo confirman. Series como Eromanga Sensei, No Game No Life, Puella Magi Madoka Magica o Date A Live, siguen llenando el ojo a los seguidores de una industria que difícilmente acabará.

5/5 (1 Review)
>